11.4.06

18 de abril

Cada día falta menos para mi cumpleaños. Este año cambio de número, bueno, como cada año... pero este año es especial, porque es el primer año en que empiezo a contar hacia atrás. O sea, que tendré la misma edad que hace un par de años. La verdad es que es un cumpleaños especial y quiero celebrarlo de forma especial.

Me voy a preparar una fiesta sorpresa. Una fiesta sorpresa maravillosa.

Compraré globos para colgar por el techo y platitos y vasos de plástico, color rosa (a ver si los encuentro...). Compraré una piñata y la llenaré de confetis y caramelos y chicles de esos rellenos de líquido y nubes. Le diré a mi hermana que me prepare un pastel de esos de piña que ella sabe hacer tan buenos. Y prepararé bocatas de pan bimbo con nocilla y algunos de paté (que siempre son los que sobran!). Compraré zumos y refrescos y algo de alcohol. Igual preparo una de esas sangrías gigantes que se ponen en un lado y donde se va reuniendo el sector alcohólico de la fiesta, sí será buena idea tener un lugar donde todos puedan localizarme.

Mandaré invitaciones que haré yo misma, explicando el motivo, el lugar y cómo hay que ir vestidos. Por supuesto no las firmaré con mi nombre... Invitaré a todos mis amigos y a muchos de mis conocidos, aunque no tengan nada que ver entre ellos, ya se conocerán e intimarán, si no tienen tema de conversación siempre pueden hablar de mi!!

Luego tengo que inventarme una excusa para llegar a casa justo media hora después de la hora en que hemos quedado todos y poner una cara espectacular de sorprendida, agradecida y emocionada. Lo haré muy bien, hasta puede que llore un poquito, de la emoción.

Lo más difícil va a ser que no me entere de nada, porque con tantos preparativos, voy a tener que ir con cuidado para que no se me escape nada delante mío.

No hay comentarios: