25.4.07

Caminar a la deriva...

Recuerdo aquel día, estaba lloviendo y anochecía. Aún hacia algo de calor. La gente iba apresurada por la calle, como si todo el mundo desease escapar de algo. No corrían como deseando llegar a ningún sitio, corrían escapando. Y tú pasaste entre la lluvia, con la calma que siempre te acompaña, claro que yo, entonces, aún no lo sabía. Parecía que esquivabas algunos charcos y es seguro que esquivabas a la gente. Pero ellos no te veían y yo si. Tú no escapabas de nada, se diría que te gustaba caminar bajo la lluvia. Tampoco sabía aún que era una de tus aficiones preferidas. Yo me quedé mirándote; estaba anocheciendo y llovía.

4 comentarios:

GAN dijo...

Que suerte poder ponerte comments, yo no sé cómo hacerlo en mi blog, mándame un e-mail con explicaciones, dame una ayudita anda guapa.
Aquí también ha vuelto el olor a tierra mojada. Besos

lanobil, dijo...

Espero que ahora paseeis juntos bajo la lluvia, Aunque antes tampoco lo imaginases, ella ya lo sabía. Un saludo y espero que puedas visitarme.

E. D. dijo...

y digo yo si actualizaremos algún dia????!!!

GAN dijo...

A ver si entre hueco y hueco de mirar vacaciones publicamos algo, que ya tengo mono de tus escritos. Besos